¡Feliz Janucá!

Janucá es la fiesta de las luces para el pueblo judío. Esta festividad comienza el 25 de Kislev del calendario hebreo y tiene una duración de ocho días. Suele ser en diciembre y, en esta ocasión, tiene lugar Esta celebración generalmente cae en diciembre, y va del domingo 2 al lunes 10.

¿En qué consiste la festividad? Se trata de encender una vela distinta durante ocho noches seguidas, además de la vela más alta (shamash). Conforme van pasando los días, se van prendiendo una por una y en la última noche, se encienden todas las velas del candelabro (janukiá), celebrando el milagro de la luz.

Proviene de la palabra hebrea inauguración, ya que en el siglo 2 a.C., el régimen sirio-griego de Antíoco pretendió alejar a los judíos de su religión y asimilarlos a la cultura griega. Los judíos comenzaron una revuelta y, tres años después, ganaron la batalla.

Al entrar los guerreros judíos al Templo Sagrado en Jerusalén, lo encontraron en ruinas, pero al ser reinaugurado el 25 de Kislev debían volver a prender el candelabro (janukiá), pero solo encontraron una pequeña vasija de aceite puro en todo el templo. Ese aceite ardió por ocho días, el tiempo suficiente para producir un nuevo suministro de éste.

Por eso, desde aquel entonces, se vive la festividad de Janucá en honor a la victoria histórica y el milagro del aceite.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *