El hermanamiento con Kfar Vradim ya es una realidad

WhatsApp-Image-20160619 (2)

Una delegación del municipio Castrillo Mota de Judíos (Burgos), encabezada por su alcalde Lorenzo Rodríguez, ha firmado hoy un pacto de hermanamiento con la localidad israelí de Kfar Vradim, en el norte del país, a través del cual ambas poblaciones esperan desarrollar varios programas de cooperación.

El acto ha tenido lugar en presencia del embajador de España en Israel, Fernando Carderera Soler, y el director del Centro Sefarad-Israel, Miguel de Lucas.

El pacto de hermanamiento tiene lugar en el marco de los esfuerzos del alcalde de Castrillo Mota de Judíos para recuperar el pasado hebreo de su municipio, lo que el año pasado le llevó a cambiar su nombre original de “Castrillo Matajudíos” por el de “Castrillo Mota de Judíos”.

WhatsApp-Image-20160619

El regidor ha recordado que “Matajudíos era un término ofensivo” y que además “suponía una losa que les tenía apartados e impedía crecer”.

En el extremo norte de Israel, a sólo catorce kilómetros de la frontera con el Líbano, Kfar Vradim nació en 1979 de la revolucionaria visión que tuvo el empresario Stef Wertheimer para promover un cambio social y económico en esa zona rural del país, que ahora tiene 6.000 habitantes y uno de los niveles económicos más elevados de Israel.

La delegación burgalesa aprovechará el hermanamiento para visitar mañana las históricas ciudades de San Juan de Acre y de Nazaret, ambas ejemplo de procesos de recuperación histórica como motor de desarrollo turístico.

WhatsApp-Image-20160619 (1)

El martes la delegación visitará Jerusalén y el miércoles se entrevistará con directivos del Fondo Nacional Judío (Keren Kayemet), el organismo a cargo de los proyectos de recuperación medioambiental en Israel.

Ese día, Rodríguez y los miembros de su delegación ofrecerán una conferencia en el Instituto Cervantes sobre el curioso proceso de recuperación histórica de su municipio, que en los últimos dos años ha atraído la atención de los principales medios de información del mundo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *